CC

Licencia de Creative Commons
El deseo de las palabras by Miguel Cantos Díaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com

GESTIÓN CULTURAL PROVINCIAL

Para relanzar la política cultural de la CCE establecemos tres elementos: la participación ciudadana y popular, el consumo cultural y la creación de cultura.

SOBERANÍA CULTURAL

Políticas institucionales que consoliden la identidad, las tradiciones culturales en igualdad y diversidad impulsando la despatriarcalización de la cultura.

ECONOMÍA CULTURAL–CULTURA PRODUCTIVA

Crear políticas de co-gestión institucional entre artistas, creadores y GAD´s para consolidar bases de una economía cultural provincial sustentable.

LA HISTORIA COMO MOTOR DE TRANSFORMACIÓN CULTURAL

Impulsar proyectos de investigación y publicación sobre la recuperación de la memoria histórica y cultural a través de la sección de Historia de la CCE.

31 julio 2009

El Principito


Hoy varios diarios del mundo descatan en sus páginas un sinnúmero de homenajes al escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry, autor del cuento El Principito, y quien desaparació en un vuelo en el Mar Mediterráneo hace 65 años, naciendo asi, su leyenda.

Probablemente la mayoria de nosotros, empezamos en nuestra niñez leyendo ese magnífico y tierno cuento El Principito – En mi caso, es el primer libro que recuerdo exactamente habérmelo leido con tanta pasión y emotividad, creo que yo tenía unos 6 o 7 años – Me llamó a atención los graciosos dibujos que complementaban el relato, dibujos que no eran perfectamente artísticos, con colores fuertes y llamativos; al contrario, eran simples, pero que exploraban de una forma casi sutil mi mente y me volcaba a la imaginación. La edición del librito era de esa “populares” que en algún momento mi papá compró, supongo que en esos puestos itinerantes de venta de libros a remate o bajo precio.

Ahora, luego de varios años los buenos recuerdos de aquellos dias llenos de frio cuando vivía en Quito y me recostaba a leer capítulo por capítulo El Principito, vuelven, y me da un álito de nostalgia e inquietud. Supongo que ese libro lo encontré en un cartón grande, llenos de libros de mi papá. Lo interesante de este pequeño gran libro es la sencillez en su lectura, la fácil comprensión y el mensaje que nos deja. Un libro que puede ser leido en todas las edades y que ha pesar que los años nos pasen, siempre nos entristeceremos con la historia del niño que amaba etermanente a su amada flor.

27 julio 2009

Bolívar y el imaginario guayaquileño

Algunos sectores políticos de derecha del país y de Guayaquil, afines a las élites económicas, pretenden iniciar una campaña de manipulación histórica e ideológica contra el libertador Simón Bolívar y contra la identidad guayaquileña. Desde varios espacios la derecha intentar borrar de la memoria colectiva de los guayaquileños y del Ecuador la presencia y vigencia del pensamiento del Libertador en la lucha por la integración latinoamericana. Ciertos historiadores, concejales y políticos de turnos afincados y auspiciados por el Partido Social Crisitiano (PSC) y Madera de Guerrero, buscan violentar descaradamente el ideario bolivariano que históricamente latinoamérica ha luchado.

Uno de los hechos mas repudiables ha sido la intentona de cambiarle el nombre al Malecón Simón Bolívar y denominarlo León Febres-Cordero en homenaje de las élites guayaquileñas al dictador y asesino socialcristiano que desde la presidencia de la república y la alcaldía de Guayaquil perpetró grandes violaciones de los derechos humanos.

El nombre del malecón Simon Bolivar es un homenaje del pueblo guayaquileño al libertador y como una forma de perennizar su memoria y la histórica reunión del que fue parte junto a José de San Martín, los grandes libertadores de América. Tal como hicieron con el Aeropuerto de Guayaquil la derecha reaccionada pretende aniquilar la memoria, tradición y homenaje del pueblo al libertador, quitándolo del imaginario público.

El malecón de Guayaquil o calle de la orilla como se lo conocía en el siglo XIX, en 1825 ya tenía el apelativo de calle Simón Bolívar, nombre por tradición que le impuso el pueblo guayaquileño y que de acuerdo a la Ordenanza Municipal del 7 de Agosto de 1936; se concretó su nombre definitivo como Malecón Simón Bolívar. Este es el homenaje de Guayaquil al célebre encuentro de los libertadores Simón Bolívar y San Martín, este último que llegó por el río Guayas el 26 de Julio de 1822, y la inauguración del monumento que perennizaría este encuentro y el sentido histórico, profundo y antiimperialista de la integración latinoamericana.

El pensamiento de Bolívar no puede ser borrado de la memoria colectiva de Guayaquil, no se puede desconocer su papel histórico en las luchas independentistas de América Latina, luchas por la libertad que compartió y fue consecuente el guayaquileño José Joaquín de Olmedo, prócer de la independencia de Guayaquil. La independencia latinoamericana hay que entenderla como un proceso de luchas consecutivas desde varias latitudes de América, unidos por fuertes convicciones ideológicas y luchas contra la opresión española, y no como luchas separadas, discontinuas y sectoriales. La independencia de Guayaquil y su proclama del 9 de Octubre de 1820 forma parte de la gran cruzada latinoamericana por la integración e independencia social y política. José Joaquín de Olmedo y Simón Bolívar compartieron el ideario de libertad, que iba mas allá de sus discrepancias tácticas y políticas.

En fin, ser guayaquileñó es ser consecuente ante la vida, ser bolivariano y plenamente revolucionario.

15 julio 2009

Tras las páginas de Gallegos Lara durante la EXPOLIBRO 2009

En tres jornadas distintas pero en el mismo día (14 de julio), se presentó el documental "Tras las páginas de Joaquín Gallegos Lara" en la cuarta edición de la Feria Internacional del Libro EXPOLIBRO 2009 en la ciudad de Guayaquil.
El interés por conocer a profundidad sobre la vida y obra del escritor guayaquileño fue la temática para que el SINAB y el Ministerio de Cultura nos abran las puertas para su presentación.
Durante la mañana y tarde en la Urna Sur se presentó el documental dentro de una reunión con Directores Provinciales del SINAB y del Ministerio de Educación con el objetivo de compartir nuestro trabajo y poder difundirlo completamente escuelas y colegios de cada una de las provincias del país.
A partir de las 18h00 en la Plaza Central y durante la presentación de la biografía de Joaquín Gallegos Lara escrita por el historiador Alejandro Guerra Cáceres se proyecto nuestro documental, ademas de intevernir y señalar cuales fueron las circunstancias que nos llevó a la realización de este trabajo audiovisual. En la presentación del libro participaron como panelistas la poeta Maritza Cino y el historiador Rodolfo Pérez Pimentel. Cada uno de ello nos felicitó por el trabajo realizado. Además, los comprometimos para la realización de un futuro foro donde podamos profundizar la obra de Gallegos Lara.

Como casi siempre, en la intervención sobre el documental nos olvidamos de señalar que uno de los objetivos del documental era el de enfatizar que la cultura no puede estar divorciada del quehacer político que es necesario presentar una postura ante la actual realidad, no se puede quedar al margen; es imperativo ser determinante en el papel de la cultura en la transformación de la sociedad.En fin... un día como estos no se repite a diario, el trajinar de todo el martes si que nos llevó medianamente a la desesperación del tiempo pero también, a la inmensa alegría de disfrutar y difundir nuestro trabajo.
Es justo agradecer a la presi de la Casa de la Cultura Rosa Amelia quien nos dioel primer empuje y confió en nuestra propuesta, a Ma. Isabel Saad y a Julio César de la Roche por acolitarnos con el SINAB en la Expolibro y a la Sub Secretaría de Cultura por brindarnos su espacio, a pesar de que ya estábamos incluidos en la agenda de la feria, sin que nos hayan avisado, pero que les puedo decir, así suele pasar....

video video

07 julio 2009

CON MI MUERTE VUELVO A TÍ, A TU POLVO, ENAMORADO...

En la brecha desnuda de la tierra desapareces, sin tejer palabras te busco en los libros. Te has ido, y aunque tus lecturas nunca las completé en mi memoria, te siento cerca y siento esa pesadumbre y temor de cuando alguien nos deja.

Y sucumbe mi mente, la memoria nos engaña y las palabras cuestan tanto salir. No se en que instante caí en el mar de la literatura, aunque sigo siendo un simple lector, que se parte el alma al intentar escribir. Pero se que en las pocas lecturas que conseguí de ti, encontré cierto rumbo en mi búsqueda; y me fui adentrando cada día más en la historia de la literatura o en literatura en la historia. Y te conocí en tu adolescencia, en tu muy corta militancia en el Partido Comunista y tus diferencias contextuales.

Supe de ti, de cuando visitabas a Joaquín Gallegos Lara y luego años después, cuando su presencia desapareció, regresaste a ese santuario intacto de convicción y esperanza. En esas cuatro paredes la subversión de un centauro nos envolvió a ti y tu generación y luego a mi y esta mierd... de generación. Supe que conversaste con Doña Enma y ella te dió algunos textos incompletos de Joaquín, que siempre tuve la curiosidad de decirte, donde estan, cuando te vea en Quito - a pesar que nunca lo hice, y que cuando me había decidido a buscarte y estaba por preguntarle a Pedro Saad Herrería tu dirección; para la próxima vez que regrese el frio irte a buscar. Te fuiste. (no se porqué pero lo mismo me pasó con Tránsito)- Y ver en tus palabras el rostro de joaco y saber de ti, de por que escribiste esa novela intensa y desgarradora que me perturbó por meses la conciencia, ese Entre Marx y una mujer desnuda que me cautivó, a tal punto que en algún momento pensé que era la propia vida de Gallegos Lara que estaba impregnada en tinta en ese papel. Ese tal Galvez cuantas veces sentí su presencia y las ganas eternas del reproche que me insinuó.

Hay... Margaramaría no sabes cuanto te odié y me enamoré de ti. Siento probablemente que ese odio se está extiguiendo, por la sencilla razón que no supe como mismo llamarte: si Margaramaría o Nela. Jorgenrique como me confundiste. Luego supe parte de la verdad, esa verdad que en su penúltima letra trae una mancha llena de mentira, que depende del tiempo si influye o no en la conciecia. Y que crees, las dudas aumentaron aunque me quedó claro esa parte de la historia que nadie quiere contar - o no les dá la maldita gana de acordarse-. Y que me obliga a veces a cegarme en el silencio.

Sin cegarme en estas lineas, la perennidad de esta tierra y su historia está en tu obra. Ya vendrán los desenfocados homenajes, y despedidas oficiales, extraoficiales y sin oficiales. El mejor homenaje que se le pueda dar a quien escribió por la Patria Grande, por sus grandes sueños y conquistas, es leerlo, leerlo en cada roja letra que taladran los libros, releerlo en este país donde casi nadie lee, donde nos inundan de porquerías extranjeras, de novelitas de amores y dizque testimonios de autosuperación. Leerlo en esta tierra donde la educación se cae a pedazos por culpa de unos cuantos oportunistas que se cobijan en las banderas de izquierda, donde los niños tienen sed de conocer y donde las esperanzas rompen esa absurda utopía.

Que mas te puedo decir.... Solamente que hoy te empiezo a leer otra vez.