CC

Licencia de Creative Commons
El deseo de las palabras by Miguel Cantos Díaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com

22 julio 2012

Del candidato único al cuartero del capricho y el consenso de la desdicha


Miguel Cantos Díaz

Un mal remake ha producido la derecha ecuatoriana, en el primer programa de su reality show para llegar a las próximas elecciones presidenciales en el 2013. Como buenos directores creativos, plagiaron a sus correligionarios venezolanos la (estrategia?) de consensuar un solo candidato opositor, lanzándose Raimundo y todo el mundo, al ruedo pre electoral.

Hace un par de meses, el movimiento Cauce Democrático, liderado por el ex presidente Oswaldo Hurtado, en una suerte de paleontólogo experimental, desenterró a varios fósiles de la política nacional -que muchos creímos ya extintos-para convocarlos junto a sus descendientes ideológicos y la otrora izquierda; a la unidad de toda la oposición para buscar un candidato único, montando el discurso de olvidar el pasado y avanzar en un proyecto de pluralismo político y convergencia desde varios bloques.

Esta fanesca ideológica no cuajo en el primer hervor. Supuestamente los ingredientes (figuras) principales son tan distantes en el campo ideológico, aunque todos hierven en la misma olla al momento del rechazo de leyes como la de Comunicación, sin dudar en aliarse de acuerdo a sus conveniencias, a pesar que nunca alcanzaron el mayor grado de cocción en la Asamblea.

Seguramente nos habremos percatado el doble discurso al momento de la preparación gastronómica y todo su show. Tal parece que el director, encargado del programa, insistió en que si era posible que los de la derecha lleven los audífonos y un micrófono para comunicarse con el sector que se autodefine como izquierda radical, para llevar el control de las cámaras y la producción en la política nacional, para que nadie del pueblo escuche sus verdaderos intereses.

Lucio Gutiérrez, desde la dirección de escena, se les adelantó y planteó la realización de un primer casting para escoger al “mejor candidato” que los represente, ya teniendo seleccionado a los participantes entre los que figuran el PSC, MPD y Pachacutik.

Al siguiente día unos que otros negaron que fueran convocados, tal vez por vergüenza o simplemente los cogieron en roja. Los otros cautelosamente negaron que el libreto se les haya entregado. Pero el gran jurado resolvió que Lucio Gutiérrez, Álvaro Noboa,  Guillermo Lasso, y Fabricio Correa pasaran a la semi final. A mas de esto, ya se prepara una segunda lista de seleccionados convocados por Blasco Peñaherrera Solah, quien desde las otras cámaras, denominó a su show “Diálogo Ecuador Posible: Juntos sí podemos” (joder al país?).

Y como concurso de belleza, a todas estas beldades se les preguntó sobre sus proyectos en beneficio del país, a lo que con todo el rigor posible a la hora de las intervenciones, de estas siete agradables voces (Lucio Gutiérrez –otra vez-, César Montufar, Martha Roldós, Luis Fernando Torres, Carlos Vera, Betty Amores y Andrés Páez) las tres primeras se olvidaron de sus viejas peleas y se sentaron juntos expresando el gusto de compartir este set para atacar al gobierno. Del tercero, un ex socialcristiano, desde su análisis psicológico en las  masas, planteó que aquí hay un “lavado de cerebros”, pero que ellos serán los mejores psiquiatras para devolverle al país su habitual (normalidad?)

Carlos Vera, ex presentador de televisión, al parecer ya curado de sus regurgitaciones y arcadas, no tuvo ningún problema estomacal al sentarse en la misma mesa con Lucio Gutiérrez. En su intervención, con pocos argumentos políticos, desató una hilera interminable de epítetos contra Correa, igual que Andrés Páez, asambleísta naranja, planteando al jurado que considere cual de todos ellos es el mejor candidato de la oposición, para levantar este gran consenso, el consenso de la desdicha.

Los grandes medios privados, como buenos coproductores de este reality show, buscarán los mejores instrumentos para promocionar a sus preferidos, a los que mejor represente a la burguesía y sus intereses,  no les importará los mecanismo que tengan que utilizar para dominar el campo político para su alienación.

Nuestra posición…Que ya es hora de cambiar de canal y consolidar un verdadero debate y organización para profundizar este proceso político.


0 comentarios: