Es inevitable para el poeta

Es inevitable para el poeta
soportar el peso de las expresiones
la liberación de las conciencias
lleno de ingenuidades
publicados oportunamente en la pérdida de los libros
Es así como hemos anunciado
la valentía de nuestra adolescencia,
de las generosidades de los cuerpos
de las imprentas acaloradas,
y los cantos itinerantes.
Vuelvo a la hipérbole,
desbocado en la lujuria
maravillosamente ilustrada en agua caliente
abocado sobre los textos de idiomas,
y las mañanas devorantes
entre los saludos de segundos y las miradas textuales
De lo digitalmente poblado en la fragmentación de las voces
a lo Cotidiano y sutil,
como es realmente la humedad de la tierra.
Somos un círculo en esta vida cuadrada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bolívar Moyano: Entre la pedagogía y la voracidad lectora

El abandono histórico de la Plaza del Centenario