CC

Licencia de Creative Commons
El deseo de las palabras by Miguel Cantos Díaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.miguelcantosdiaz.blogspot.com

11 agosto 2009

Radicalizar la revolución


200 años después del Primer Grito de Independencia, los pueblos de Latinoamérica se encuentran aún en un constante proceso de lucha y movilización por la libertad de los pueblos. Las cosas no han cambiado mucho durante estos dos siglos, la desigualdad social, la discriminación, la pobreza, la explotación y la exclusión aun persiste en cada rincón de América.
En los medios de comunicación muy poco se ha hablado del papel que tuvieron las movilizaciones indígenas y los afro descendientes en los procesos de emancipación. La historia aun es contada desde las esferas del “poder” y no desde los pueblos.
El Ecuador y América Latina se encuentran en un nuevo proceso de lucha e insurgencia popular, esta vez la lucha es contra la barbarie del imperio capitalista aplastante e inhumano. La unidad de las fuerzas sociales es imprescindible en estas condiciones en que la derecha busca todos los medios posibles para retornar al poder. Ante esta situación solo una consciente organización social puede profundizar el verdadero sentido de Revolución en este país.
El discurso del presidente Rafael Correa durante su posesión el 10 de agosto, solo nos muestra una parte del panorama político y económico en el que estamos viviendo actualmente. Son visible los logros de la revolución ciudadana en materia de educación, salud, agricultura, vivienda, etc; pero también es visible ciertos aparatos tecnócratas que aún persisten enquistados en el gobierno, que no toman en cuenta la voz del pueblo y desconocen su realidad, ejemplo de ello es el pretendido anteproyecto de Educación Superior, que desconoce las verdaderas preocupaciones y realidades de la universidad ecuatoriana.
Una revolución no se hace por “decreto”, esta surge de la lucha consciente y unida del pueblo. Las oligarquías nacionales buscan por todos los medios y formas desestabilizar la democracia. Estamos en constante riesgo, Honduras es el mayor ejemplo de lo que puede pasar en la región.
Esta nueva etapa que vive Ecuador dependerá del grado de movilización y acción que podamos ejercer en la sociedad, la profundización del proceso actual depende de una mayor organización popular, no podemos quedarnos al margen de las cosas, tenemos que luchar.

0 comentarios: